La precisión, factor clave en la extrusión

La extrusión ocupa un lugar central en la producción de alimentos para mascotas, pero no es lo único que importa: no tiene sentido centrarse exclusivamente en ella si no se logra un manejo preciso, pero integral, de los materiales e ingredientes en todo el proceso productivo. Es el método más común para producir alimentos secos para mascotas, e implica varias operaciones, como mezclar, calentar, amasar, cortar y dar forma. Aquí la clave está en la obtención de mezclas extremadamente homogéneas de los ingredientes utilizados en el proceso.

 

Algunos criterios para un proceso efectivo y exitoso

Nutrición y extrusión

La calidad nutricional es el punto principal. Esto es obvio, pero imposible de olvidar. Lo primero y más importante de una fórmula de pet food debe ser la nutrición, por lo que, el producto final, independientemente del proceso con el cual fue elaborado, tiene que ser completo y equilibrado. Teniendo en cuenta esto, se debe considerar cómo reaccionan los ingredientes seleccionados en el proceso de extrusión. Dependiendo de su naturaleza, esto puede ser sencillo o, más bien, un desafío.

En segundo lugar, podemos conversar acerca de la uniformidad y la textura del producto. Para las mascotas, consumidoras y juezas de nuestras ofertas, el sabor del producto es fundamental, porque, sin una buena palatabilidad, no hay nutrientes que lleguen a nutrir.

Aditivos y aglutinantes

Podemos mencionar, también, al uso de aditivos como un componente más de las fórmulas de alimentos para mascotas que puede tener varios propósitos. Algunos de ellos pueden ser: garantizar la longevidad y la seguridad alimentaria, mantener la textura y el color y prevenir la actividad del agua, el deterioro y la oxidación de ingredientes, entre otras cosas. Además, se utilizan especialmente para aumentar la palatabilidad y el sabor, una característica sensorial importante tanto para perros como para gatos, que define si la mascota elige o no nuestro alimento. Estos pueden impactar en la palatabilidad de primera elección, es decir, consiguen que sea el primer alimento elegido, o bien conseguir un efecto de elección continua, una preferencia que se sostiene a lo largo del tiempo. Este tipo de ingredientes agregados a las fórmulas son de uso altamente extendido; pero no por eso generan menos controversia, en un contexto en el que los que toman las decisiones de compra prefieren conocer todos los ingredientes que tiene el alimento de sus mascotas y donde cada vez más se rechaza, muchas veces por desconocimiento, este tipo de agregados.

Marketing y sustentabilidad

Actualmente, y hace ya algunos años, dos puntos adicionales se encuentran ganando cada vez más terreno: el marketing y la sostenibilidad. Por un lado, el marketing es una herramienta crucial para poder conseguir que nuestro producto, con un gran proceso y palatabilidad, llegue a las bocas hambrientas adecuadas. Tampoco sirve de nada diseñar un gran producto para que se quede guardado en nuestros almacenes. Y, por otro lado, producir considerando (o no) el impacto ambiental puede ser, hoy en día, uno de los factores que despegue o entierre el nombre de una marca. Los consumidores de hoy quieren consumir aquello que contempla un mañana.

 

Diferentes factores, algunos productos, un mismo objetivo

Los productores están profundizando en sus investigaciones y experimentaciones para poder responder con la mejor calidad posible a las demandas de los nuevos segmentos de mercado. Actualmente, podemos resumir estas necesidades en los siguientes desafíos más significativos:

  • Carne fresca refrigerada, no congelada o deshidratada
  • Mayor calidad: uso del músculo esquelético deshuesado mecánicamente y órganos primarios, no subproductos
  • Materias no adulteradas
  • Fórmulas no tradicionales, sin granos o con ingredientes alternativos
  • Más formas de alimento, como crutones o formas de hueso, y no sólo marrones y redondos
  • Tasas más altas de inclusión de carne (30-75%)

 

Lo cierto es que, con cada nueva tendencia, surgen nuevos desafíos. La mayor inclusión de carne, por ejemplo, presenta desde el punto de vista de la fabricación, un desafío en cuanto a la extrusión. Pero, por muy grande que sea el obstáculo, mantenerse al tanto de las tendencias y cumplir con las expectativas de los clientes es lo más importante.

 

Conclusión

La mejora de las prácticas de producción y, por consiguiente, de las características de un producto final depende de los procesos elegidos y los ingredientes utilizados. Un punto crucial, dentro de un mar de tecnología innovadora, propuestas atractivas y materias primas emergentes, es recordar, según el tipo de alimento que se produzca, y determinar qué beneficio nutricional buscamos conseguir, ya sea con el producto final o con el agregado de ciertos componentes adicionales.

Como industria, debemos tener la capacidad de revisar y atacar los desafíos desde todos los ángulos, y para conseguir un desarrollo exitoso ya conocemos la palabra clave: innovación.

Observando con detenimiento el camino recorrido en el último tiempo, no tenemos dudas de que los expertos de diversas áreas están trabajando en mejorar y superar cualquier obstáculo en términos de requisitos de formulación, desarrollo de hardware, controles de proceso y especificaciones de un producto final, con los objetivos en mente de aumentar la productividad, minimizar los costos, satisfacer exitosamente a nuestros clientes, manteniendo los más altos estándares de calidad, eliminar el error humano, mejorar la eficiencia y optimizar la seguridad.

 

Fuente: All Pet Food Magazine

Noticias relacionadas

Últimos Videos

Dejar un comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con (*).