En un estudio llevado a cabo por profesionales de las universidades de Australia y Nueva Zelanda, se realizó un análisis y recopilación de investigaciones acerca de la importancia de la palatabilidad y sus impulsores en ciertos alimentos para mascotas.

 

La industria de pet food y un crecimiento que no para

La industria del pet food es un sector importante del mercado del cuidado de mascotas que está creciendo rápidamente. Sin embargo, y si bien la cantidad de productos nuevos e innovadores continúa en aumento, la investigación y el desarrollo para evaluar surendimiento siguen la metodología tradicional de palatabilidad. Esta se centra en analizar la cantidad de alimentos consumidos mediante el uso de pruebas de uno y dos cuencos.

A esta altura, ya sabemos que, aunque los alimentos se formulan principalmente para brindar una nutrición completa y equilibrada, la palatabilidad es un factor crucial para determinar el éxito o el fracaso de un producto en el mercado, y la probabilidad de recompra.

 

Requerimientos nutricionales de perros y gatos

Los gatos y los perros son miembros de orden carnívoro. Si bien el nombre implica que ambos son carnívoros especializados, cada especie se originó a partir de diferentes ramas: el gato doméstico parte de la familia Felidae y el perro doméstico de la familia Canidae. Sin embargo, los requisitos nutricionales, el comportamiento alimentario y las elecciones de selección de alimentos varían considerablemente entre las dos especies.

En comparación con sus ancestros lobos carnívoros, los perros domésticos de hoy pueden consumir alimentos tanto de origen animal como no animal y, por lo tanto, se clasifican como carnívoros facultativos.

Por su parte, los gatos son una de las especies de mamíferos domesticadas más recientemente. Son cazadores solitarios que, a menudo, cazan presas mucho más pequeñas que su masa corporal, lo que hace que necesiten hacerlo varias veces al día para satisfacer sus necesidades energéticas. Se clasifican como comedores intermitentes y consumen múltiples comidas pequeñas durante un período de 24 horas y, en líneas generales, son mucho más selectivos, en comparación con los perros, y pueden detectar pequeñas diferencias en la composición de los alimentos que se les ofrecen. A diferencia de los perros, son carnívoros obligados en sus métodos de ingerir, digerir y metabolizar las dietas a base de carne, ya que, sin proteínas de origen animal, los gatos pueden sufrir deficiencias nutricionales graves.

 

¿Cómo se comportan?

Tanto los gatos como los perros tienden a mostrar un comportamiento neofílico, definido como el gusto por un alimento nuevo, a diferencia de la neofobia, la evitación de un alimento nuevo. En algunos casos, ya algo extremos, los gatos pueden mostrar metafilia, la demanda de cambio de un alimento una vez se vuelve familiar para su paladar.

 

Preferencias y palatabilidad

Con el creciente número de alimentos para mascotas disponibles en el mercado, la palatabilidad se ha vuelto el principal criterio utilizado para medir el rendimiento de un producto. Son esas propiedades físicas y químicas del alimento, vinculadas con la promoción o supresión del comportamiento alimentario durante el período de preabsorción, las que definen, en gran parte, si sus dueños volverán o no a comprar un alimento, puesto que tienen una relación directa con la percepción del placer o el gusto durante el consumo.

 

Pruebas de palatabilidad

La prueba de consumo (cuánto alimento se consume a lo largo del tiempo) es la técnica más utilizada para evaluar la palatabilidad de pet food. Esta puede aplicarse buscando analizar la palatabilidad de un sólo producto o bien comparando más de uno entre sí y las preferencias del conjunto.

Prueba de un cuenco

En esta prueba, se presenta un sólo producto a un número definido de animales y se repite durante varios días para eliminar las influencias ambientales. Es beneficioso para reflejar con mayor precisión las opciones de alimentación proporcionadas en el hogar.

El problema con esta prueba, a día de hoy, es que no muestra una real preferencia por un alimento y, además, no proporciona suficiente información para poder certificar una mejora en el producto.

Prueba de dos cuencos

La prueba de dos tazones es el otro método tradicional de prueba de palatabilidad para la investigación, e implica presentar 2 alimentos simultáneamente a un animal durante un período definido, lo que permite establecer la preferencia de un producto por sobre otro.

 

Comportamiento como medida de palatabilidad

Las mascotas no son capaces de verbalizar sus gustos y aversiones, así que los estudios deben centrarse en evaluar su respuesta conductual frente a varios alimentos para obtener una medida objetiva adicional de palatabilidad.

Sobre esto, en el caso de los gatos por ejemplo, en un estudio de Van den Bos, se pudieron identificar ciertas respuestas físicas que parecían estar relacionadas con el gusto o la aversión a diferentes alimentos, también conocidas como pruebas de reactividad gustativa. El gusto por la comida se distinguió por lamer y oler el comedero, lamerse los labios y acicalarse la cara. El rechazo a la comida se diferenció por lamer y oler la comida y lamerse la nariz. Otro aspecto definitorio es el tiempo que los gatos pasan olfateando la comida.

 

Aspectos biológicos

Además de las diferencias en el comportamiento alimentario y los requisitos de nutrientes, los principales factores que influyen en la preferencia alimentaria de perros y gatos también varían. En los perros, la preferencia por el olor se ha identificado como el probable impulsor de la palatabilidad en un estudio (Hall, 2017) en el que se presentaron a los perros dos tazones con 1 de 4 de alimentos sabor pollo y, en el 89% de las pruebas, consumieron más del alimento que seleccionaron inicialmente. En otro estudio llevado a cabo por Roberts en 2018 se concluyó que los perros podían seleccionar su dieta preferida antes de probarla, y es posible que el olor fuera un factor clave para hacer esta selección.

En el caso de los gatos, utilizan tanto el olfato como el gusto en la detección y selección de alimentos. Si bien no está tan desarrollado como en los perros, utilizan los sentidos del olfato para reconocer tanto los aromas nuevos como los de confianza. La preferencia por la comida a menudo está fuertemente influenciada por las preferencias alimentarias exhibidas por sus madres, y la exposición a los alimentos durante el embarazo a través del líquido amniótico, incluso en los primeros años de vida. Esta exposición limitada a diferentes alimentos en los primeros años de vida puede resultar en una preferencia por ese sabor, lo que se conoce como efecto de primacía. Sin embargo, es posible que el efecto no se observe en la práctica, ya que algunos gatos muestran neofilia frente a varias opciones. Además, cuando a los gatos se les presentan dos alimentos que les son familiares y abundantes, comerán una mezcla de los dos para obtener una amplia variedad de nutrientes y maximizar los beneficios nutricionales a largo plazo. Sobre la selección de alimentos, varios estudios han probado que lo que más influencia tiene en la decisión es el gusto, por encima del olfato y el color.

 

El futuro no espera

La palatabilidad de los alimentos para mascotas es un aspecto muy importante, tanto para los fabricantes como para los propietarios. Actualmente, los métodos de prueba de palatabilidad tradicionales se utilizan para evaluar la aceptación y preferencia de alimentos para mascotas balanceados y también para snacks. Sin embargo, existen lagunas en nuestro conocimiento sobre esta área y se necesitan más investigaciones para determinar los factores fundamentales responsables de la elección de un alimento y otro. Las técnicas modernas, como la metabolómica, pueden desbloquear este conocimiento, pero, una vez más, se necesita inversión en su desarrollo exitoso.

Adoptar un enfoque colectivo que utilice métodos de prueba de palatabilidad tradicionales y pruebas modernas, puede ser la forma justa y equilibrada para determinar el nivel óptimo de inclusión de ingredientes, maximizar la palatabilidad, reconocer los nutrientes responsables de impulsar la preferencia, y más.

 

Fuente: All Pet Food Magazine

Noticias relacionadas

Últimos Videos

Dejar un comentario

Tu email no será publicado. Los campos obligatorios están marcados con (*).